Te parecerá raro (raro raro) que el título de este post sea el 168 y que tenga relación con la pérdida de peso. Pero, en efecto, así es. Tiene mucha relación y lo comentaré a continuación.

¿Dé dónde viene el 168?

La cuenta sale de los siguiente:

1 día= 24 horas

2 días= 48 horas

3 días= 72 horas

4 días= 96 horas

5 días= 120 horas

6 días= 144 horas

1 semana= 168 horas

Las 168 horas de la semana y su relación con la pérdida de peso contada en una historia real.

Hace poco tuve un caso (que en realidad no es la primera vez que me ocurre) en el que un cliente venía dos veces por semana con la intención de adelgazar. Evidentemente a este cliente le retoqué la alimentación para que se decantase por fuentes alimenticias saludables, bajas en grasas y azúcares y rica en proteínas, hidratos de calidad y grasas “buenas”. Este hombre, además, entrenaría:

*Dos veces por semana personalmente conmigo (entrenamientos en circuito buscando elevación de pulsaciones y aumento de la frecuencia respiratoria, entrenamientos de fuerza más pausados, bloques cardiorrespiratorios con métodos fraccionados, bloques de ejercicios abdominales, etc.).

*Dos veces semanales por su cuenta realizaría ejercicio cardiorrespiratorio (le pedí que realizara 60-80 minutos al 65-70% de su frecuencia cardíaca máxima).

*Durante toda la semana seguiría su plan alimenticio.

Parecía un buen plan, sólo que se olvidó de casi todo lo que le dije y sólo se limitó a venir dos veces por semana al gimnasio a entrenar conmigo. Si te das cuenta, invirtió 2 horas de las 168 que la semana tiene (estamos hablando del 1,2% del tiempo total de la semana).

¿Tú qué crees? ¿Consiguió resultados?

Claro que no, no sólo que no bajó NADA de peso, sino que además no comprendía cómo podía haber pasado. Cuando lo comentamos le dije: “¿Tú crees que yo soy mago?”. Imagínense poder dar ejercicio a una persona dos horas por semana y que EL RESTO DEL TIEMPO esa persona haga lo que se salga de ahí abajo: comer cualquier cosa a cualquier hora, dormir la cantidad de horas que quisiese, beber alcohol, etc, etc.

El compromiso es lo primero que no debe faltar a la hora de trabajar para conseguir un objetivo que ha sido planteado con anterioridad. De otra manera ES IMPOSIBLE lograr nada. Para llegar a destino es IMPERIOSO tener determinación y voluntad.

Por eso, si ése es tu caso, no dudes y ponte en forma ya mismo porque estoy seguro de que lo conseguirás… y si me dejas ¡yo te ayudo! 🙂