Voy a explicarte los resultados que obtuve al someterme a mi mismo al programa “El Reto Corvalán”.

Antes de nada, quiero decirte que estoy más que satisfecho con el resultado del programa. El tema es que para hacerlo en igualdad de condiciones con la gente que hoy en día se somete al programa, en Enero de 2013 comencé a engordar a base de comida rápida y grasa saturada con un único objetivo: aumentar mi peso corporal para después bajarlo en tiempo récord y demostrar que es posible cambiar la figura en poco tiempo, con mucha dedicación, determinación y trabajo duro. Así fue el experimento: engordé para después adelgazar, poder cambiar mi cuerpo en tan SÓLO 5 SEMANAS y mostrar la efectividad del programa que había creado.

Como resultado reduje una barbaridad el perímetro de mi cintura y conseguí volver a dejar mi abdomen plano, como puedes apreciar en las fotografías. Te repito: ¡en tan sólo 5 semanas! Vamos con los datos:

Este era mi perfil en Enero de 2013 cuando empecé a engordar:

02-01-2013 FECHA DE INICIO DE LA SUBIDA DE PESO:

PESO: 66.1 kgs.

GRASA CORPORAL: 15.9%

GRASA CORPORAL EN KGS: 10.5

PERÍMETRO DE CINTURA: 83 cm.

A partir de este punto me dediqué a comer como un verdadero loco, llegando a este perfil:

24-06-2013 FECHA FINAL DE LA SUBIDA DE PESO Y FECHA DE INICIO DE LA BAJADA:

PESO: 72.2 kgs.

GRASA CORPORAL: 20.3%

GRASA CORPORAL EN KGS: 14.7

PERÍMETRO DE CINTURA: 92 cm.

En ese momento fue cuando hice la sesión de fotos del “antes”. También, a partir de ese momento, comencé los entrenamientos y la dieta configurados para El Reto CorvalánSÓLO 5 SEMANAS después, llegué al siguiente perfil:

01-08-2013 FECHA FINAL DE EL RETO CORVALÁN:

PESO: 65 kgs.

GRASA CORPORAL: 15.7%.

GRASA CORPORAL EN KGS: 10.2

PERÍMETRO DE CINTURA: 81 cm.

Como puedes ver, no sólo pude volver hacia atrás, incluso me superé en la bajada. Aquí están los datos de la bajada a modo de resumen :

PESO TOTAL BAJADO: 7.2 kgs.

PORCENTAJE DE GRASA BAJADO: 4.6%

PESO GRASO BAJADO: 4.5 kgs.

REDUCCIÓN DEL PERÍMETRO DE CINTURA: 11 cm.

Me gustaría comentar que las recomendaciones de bajada y lo que se considera “normal” en una reducción del porcentaje graso es de 500 gramos por semana. Siguiendo esta media yo hubiese bajado sólo 2.5 kgs. de masa grasa en las 5 SEMANAS que dura El Reto Corvalán. Pero, gracias al programa de entrenamiento y el plan nutricional seguido, he logrado una disminución de 4.5 kgs. de masa grasa a una media de 900 gramos de grasa corporal por semana. Sin duda, un gran logro.

Sin demorar más, aquí van las fotos que todos quieren ver:

Vista frontal:

 Vista de frente antes     Vista de frente después

Vista 3/4 de perfil:

 

 Vista de perfil antes     Vista de perfil después

Vista posterior:

 

 Vista de espaldas antes      Vista de espaldas después

El cambio como se puede observar es alucinante. En tan SÓLO 5 SEMANAS he pasado de tener un cuerpo totalmente pasado de peso y de grasa corporal a tener un cuerpo digno de playa. Por supuesto, más allá del excelente trabajo logrado en estas 5 semanas, es necesario aclarar que si hubiese continuado en el tiempo, las mejoras hubiesen sido mayores aún. Quiero decir, por supuesto que se puede seguir mejorando.

Digamos que dentro de este reto había dos partes: una que pretendía cambiar la figura y otra orientada a la definición del abdomen. Si bien no he logrado una definición extrema abdominal (fisiológicamente es imposible disminuir el porcentaje graso tan rápido, a no ser que sea a expensas de una pérdida muy elevada de masa muscular) sí que he alcanzado un primer nivel de definición muy decente. No obstante, repito que el trabajo realizado ha sido casi perfecto.

¿Qué he aprendido en el proceso?

Como sabe la gente que me conoce y tu también si lees los posts en este blog, siempre intento aprender cosas en el camino. Sin duda, uno de los valores que más guía mi camino es el APRENDIZAJE.

Lo que aprendí con El Reto Corvalán tiene estrecha relación con el establecimiento de objetivos: establecer una meta y comenzar con el final de esa meta en la mente te da el “power” necesario para continuar cada día. También reforcé mi autovaloración sobre lo que puedo hacer o lo que no, ten por seguro que si quieres algo y trabajas por ello lo conseguirás. También consolidé mi fuerza de voluntad, no sabía que podía mantenerme tan firme y ser tan consecuente con un objetivo, te animo a que tu también lo seas, la satisfacción posterior es una gran sensación. Otro punto muy importante fue el gran entrenamiento de fuerza mental al que me sometí, superado con creces en los duros momentos de encuentros sociales en los que abunda la comida y la bebida: decir NO a algo porque tienes una meta más elevada te produce una satisfacción y un refuerzo de tu valía que te enriquecen profundamente.

Para terminar, animo desde aquí a todos aquellos que quieran trabajar por un objetivo a que no tengan miedo ni pereza. Recuerda:

“Todos tenemos talento, pero lo que determinará tu éxito será la confianza que tengas en ti mismo y lo duro que estés dispuesto a trabajar”.